¿Cómo ayudar a una perra en el parto?

como ayudar a una perra en el parto

¿Cómo ayudar a una perra en el parto?

La llegada de cachorros siempre es motivo de alegría. No olvidemos que ayudar a una perra en el parto es nuestra mayor muestra de afecto. Un momento perfecto para devolverle parte de ese amor incondicional que nos tiene a nosotros.

Nuestra amiga es muy inteligente. Los días previos a su parto te dará señales muy claras de que el momento se acerca y que es hora de prepararse para recibir a los pequeños cachorros.

Señales para ayudar a una perra en el parto:

1: Busca una cama tranquila: El tiempo de gestación de una perra es de 63 días. Cuando se acerca el momento notarás como tu mascota busca rincones tranquilos, escondidos y por donde no pasa con frecuencia ni personas ni otros animales.

Puedes ayudarle creando este rincón tú mismo. Un lugar solo, tranquilo y con una cama hecha con mantas. Ten cuidado de que la cama no sea demasiado mullida, para evitar la asfixia de los cachorros.

2: Nada de estrés: Al igual que las personas, los días previos al parto, durante y después, las hormonas sufren cambios. Es fundamental no someter a la perra a situaciones de estrés, como juego con niños, caricias, tocar los cachorros cuando nacen…

Si la perra se siente agobiada, cambiará su rincón por otro aún más escondido. Es en estos casos cuando se producen partos dentro de armarios, o debajo de la cama.

3: Puede parir sola: Los animales (las personas también aunque es otro debate) pueden tener a sus cachorros solos. Su cuerpo sabe qué hacer en cada momento y si intentas ayudar puede que sólo le ocasiones estrés. No obstante, debes tener la situación controlada, vigilando en todo momento que no ocurra nada fuera de lo normal. Si esto es así, no actúes sólo, llama a un veterinario o a un profesional y no pongas en riesgo la salud de tu perra ni de sus cachorros.