¿Cuando pasear a mi perro en verano?

cómo pasear perro en verano

¿Cuando pasear a mi perro en verano?

Ahora que se acerca el verano y, por tanto, el calor es importante recordar las horas ideales para salir a la calle con nuestras mascotas. ¡No todas valen! Por eso, en este blog vamos a darte las pautas para saber cuándo pasear a nuestro perro en esta época del año.

Hace poco hablamos sobre cómo afectaba la primavera a los perros pero, ¿qué ocurre en verano? En verano las temperaturas suben y nos adaptamos a ellas de distintas maneras. Al igual que cuando hace más calor nos hidratamos más y evitamos salir a ciertas horas del día, con nuestras mascotas ocurre lo mismo.

Los perros no poseen glándulas sudoríparas, por ello les es más complicado controlar y autorregular su temperatura corporal. La manera en la que hacen esto es mediante lo que llamamos  el “jadeo” e, igualmente, por la expulsión mínima de sudor que pueden realizar por sus almohadillas y zonas sin pelo (el vientre mayormente). 

A pesar de que estas almohadillas al final de sus patas sean más resistentes que nuestra propia piel, es apropiado llevar a cabo ciertas medidas de precaución para que no se quemen al contacto con el suelo durante el paseo ahora en verano.

Regla de los 5 segundos

La regla de los cinco segundos es ideal para saber si es buena idea sacar a cierta hora a nuestro perro y, además, resulta simple y sencilla.

Esta regla consiste en lo siguiente:

  • Trata de poner el dorso de tu mano directamente en el suelo o en el asfalto. Si no aguantas 5 segundos con la mano inmóvil en el sitio es que no es la hora correcta del paseo.

De esta manera, te aseguras de que tu mascota no sufra quemaduras en dichas zonas de su cuerpo, lo que podría acabar convirtiéndose en algo serio si no se cuidan adecuadamente, puesto que se trata de una parte muy sensible y expuesta a todo tipo de suciedad y microbios.

Entonces, ¿cuál es el momento perfecto para pasear a mi perro?

La respuesta es sencilla: a horas en las que no haga tanto calor y el asfalto no queme.

Por la mañana temprano entre las 8 y las 10 de la mañana suele ser buena hora, y por la tarde igual, a partir de las 8 o 9 de la tarde es el mejor momento. Es importante evitar las horas del mediodía, pues son las de mayor temperatura y por tanto las más peligrosas para las almohadillas de nuestras mascotas.

Igualmente, como consejo general en esta época calurosa del año, debemos de asegurarnos de que nuestro perro disponga siempre de agua fresca y limpia en verano para evitar su deshidratación. 

Recuerda ¡su bienestar es nuestro bienestar!