¿Cómo educar a un cachorro de pastor alemán?

Cachorro de pastor aleman

¿Cómo educar a un cachorro de pastor alemán?

Es muy importante educar bien al cachorro de pastor alemán desde el primer contacto que tenemos con ellos, para garantizar su buen comportamiento.

Tanto machos como hembras, esta raza tiene una personalidad muy independiente, si no se educan correctamente, tienden a desarrollar miedo o incluso agresividad.

Son una raza muy fácil de adiestrar, pero debemos hacerlo bien. Aprende cómo:

¿Cuáles son los primeros pasos para educar a un cachorro de pastor alemán?

  1. Socializar

Es primordial que nuestro cachorro socialice de forma gradual, comenzando con los convivientes del hogar.

Cuando llegue el momento del primer paseo del cachorro, trataremos de que socialice con otros perros, gradualmente y evitando sustos de otros perros.

  1. Hora de hacer sus necesidades

Cuando son cachorros es el momento de educarlos para que no hagan sus necesidades dentro de casa, debemos sacar a nuestro cachorro de pastor alemán de paseo frecuentemente. 

Al principio será difícil evitarlo, pero lo debemos inculcar desde cachorro y poco a poco cogerá la costumbre de hacer sus necesidades a la hora del paseo.

El paseo del pastor alemán debe ser de correa corta, porque al ser una raza tan activa necesitan aprender a no dar tirones y caminar a nuestro lado. Para ello recomendamos adquirir una correa anti-tirones y anti-estrés.

  1. La forma de comer

Deberemos evitar que los cachorros de pastores alemanes coman de manera ansiosa y agresiva cuando alguien se acerque a su comida. 

Para que el animal confíe en nosotros cuando come, deberemos acariciarlos suavemente, o incluso alejarles un poco el plato mientras lo hacemos. Sin llegar a interrumpir del todo su momento de comer. 

Otra técnica será darles de comer desde nuestra propia mano, para, de nuevo, crear confianza en el perro.

  1. Control de la ansiedad

Por norma general, los pastores alemanes son perros muy enérgicos y activos. Es por ello que a la hora de jugar se vuelven muy ansiosos y no llegan a controlar su fuerza.

Debemos enseñar a nuestro cachorro de pastor alemán a controlar la fuerza en el juego o la ansiedad. Una forma es invitándole a que se estén quietos o enseñándoles a que se sienten cuando se estén poniendo más nerviosos de la cuenta.

  1. Mantener vacunas del cachorro al día

Es primordial que los cachorros de pastor alemán, o de cualquier raza reciban las vacunas correspondientes a su edad, y no olvidar mantenerlas al día siempre ajustadas al calendario de vacunas.

Igualmente, deberemos acudir al veterinario para que nuestro perro esté desparasitado interna y externamente y evitar las enfermedades como la hepatitis infecciosa.

Consejos para educar a nuestro cachorro

A continuación enseñamos una serie de técnicas recomendadas para educar correctamente a nuestro pastor alemán cuando es cachorro.

  • No grites, controla tu tono de voz

Siempre debemos tratar a nuestro cachorro con cariño, incluso a la hora de regañar por un mal comportamiento, para que no desarrollen depresión, agresividad o miedo.

En el caso de presentar mala conducta, deberemos hablarle con firmeza pero siempre con un tono de voz controlado, mostrando siempre seriedad para que no confunda la bronca con un juego.

  • Mantén a tu cachorro activo

Ya nos ha quedado claro que es una raza muy activa, así que trataremos de que no se aburra y se mantenga en forma.

Sacar a tu cachorro varias veces al día de paseo, a hacer ejercicio y jugar con frecuencia con él, evitará que se convierta en un perro sedentario o aburrido, lo que le producirá gran tristeza.

También el ejercicio será positivo para evitar la aparición de displasia de cadera en nuestro pastor alemán cuando sea adulto.

  • No al abuso de golosinas

Es muy común mimar a nuestro pequeño cachorro porque nos parece tierno, y por ello le premiamos constantemente con golosinas y galletas sin conocer que funcionan como refuerzo positivo.

Tenemos que tomar la costumbre de solo ofrecer a nuestro perro chuches como premio por una buena conducta y para desarrollar una correcta educación canina. Porque en el caso contrario, el perro se acostumbrará a alimentarse de golosinas y olvidará que las recibe como premio a un buen comportamiento, dejando de lado el esfuerzo.

  • Establece conexión con él

Los cachorros pequeños necesitan muestras de cariño y afecto, para generar un vínculo de confianza y lealtad, que es intrínseco a la raza del pastor alemán.

A pesar de los momentos de bronca, tenemos que cuidarle y acariciarle mucho, hablarle con dulzura y demostrarle que es uno más de la familia. 

Ahora disfruta de tu cachorro

Ahora que ya sabemos cómo educar a nuestro cachorro de pastor alemán, ya podemos sentirnos preparados para tener uno y que forme parte de nuestra familia. Además, si le educamos bien podremos viajar con nuestra mascota sin preocuparnos por su comportamiento.

Consulta nuestros cachorros disponibles ¿A qué esperas para aparecer en nuestra web con tu nueva mascota?